domingo, 6 de abril de 2008

La “justicia” de Tekojoja


Contra el autoritarismo, más vale ser previsores.

“En un país serio, un órgano regulador de las comunicaciones como la CONATEL debería de actuar de oficio y considerar la cancelación de la licencia de este tipo de locutor”.

Esta frase no está en ningún panfleto de un grupo conservador de derecha. No. Tampoco en un pronunciamiento de algún grupo religioso tradicionalista ni es parte de la proclama de “pundonorosos” jefes militares. Es, atájense hombres y mujeres de poca fe, nada menos que parte de un comunicado público del Movimiento Tekojoja, el principal sustentador –con el PLRA- de la candidatura presidencial de Fernando Lugo y reivindicador del “cambio democrático”.

Es parte de un comunicado en el que acusan al locutor de Radio uno, Manuel Bernardes, de hacer “terrorismo radial” y de ser “uno de los portavoces privilegiados de la rosca mafiosa del oficialismo”. Es cierto que son frecuentes las expresiones injuriantes y difamatorias de Bernardes. Eso ya le ha valido varios contraataques, incluso judiciales. Pero esta es la primera vez que un grupo político, particularmente embanderado con los “principios democráticos”, pide nada más y nada menos que sea objeto de una censura total y se le “cancele su licencia”. Y sabemos que, por imperio de la Constitución y de la Convención Americana de los Derechos Humanos, está prohibida la censura previa y solo se admite un sistema de determinación “ulterior” de responsabilidades mediante el sistema judicial.

Antes de seguir, quiero advertir que no me preocupa que después de esto los mismos u otros también me pongan en la bolsa de “portavoz privilegiado del oficialismo” por el solo hecho de decir a quienes se creen “impolutos” que se comporten como deben en una sociedad que eligió la democracia y la libertad y no la censura y la persecución ideológica como base de su organización social.

Volviendo al tema, más allá de que Bernardes sea “terrorista radial” o alguien luego pida para que se lo considere “fuerza periodística beligerante” (para atenernos a los dictados del ídolo del movimiento firmante del comunicado), creo que este pronunciamiento de Tekojoja muestra una tendencia peligrosa (a estas alturas ya evidente) a adoptar posturas autoritarias y arbitrarias en contra de la libertad de expresión y otras libertades. No olvidemos la repetida intención de contar con una ley que “regule” a la prensa. No serían importantes estas manifestaciones sino provinieran de un grupo que de seguro contará con representación parlamentaria y hasta es posible llegue a ser gobierno de la República. Me imagino a ciertos “tekojojenses”, desde el gobierno, haciendo que CONATEL tome medidas como “cancelar licencias de locutor” a cuantos digan cosas “no agradables” para el sector. ¿Qué seguirá luego?

Prepararse para gobernar es algo más que hacer campaña colgados del saco de alguien. Hay que entender la lógica de los tiempos, pero los democráticos, no los del neoautoritarismo que sopla en el continente. En la época estronista, el dictador usaba a ANTELCO para cancelar licencias de locutores “opositores” que eran “terroristas o legionarios”. Desde 1989 eso cambió. Y no queremos que vuelva a cambiar para peor, como propone este comunicado que –llamativamente- tuvo muy poca difusión en la prensa. Hasta parecería que en el periodismo hay quienes aceptan convertirse en cómplices de autoritarismos incubados bajo la complacencia o el temor de todos los que no osan criticar para no ser acusados de estar “a favor del continuismo”. Claro, el maniqueísmo es frecuente en los círculos autoritarios y esto se “huele” en el que nos ocupa.

Si hay injurias o difamaciones a través de la prensa o de un periodista, el camino debe ser la acción judicial. Cualquier atajo administrativo para “cancelar” licencias es simple y llana censura. Nuestra Constitución ya lo dice: “No hay delitos de prensa, sino delitos comunes cometidos a través de la prensa”. Es bueno que lo sepan quienes se embanderan con las promesas de “verdadero cambio” o “cambio seguro”…


José María Costa

2 comentarios:

  1. Suelo leer sus artículos y son muy interesantes. Sobre el mismo punto escribí en el blog de la Asociación de Usuarios de Internet y Telecomunicaciones del Paraguay (http://blog.usuarios.org.py).

    Es increíble lo que estas personas proponen.. no basta con la represión que sufrieron (sufrimos todos) en la época de la Dictadura? están proponiendo la Censura por medio de un órgano regulador como la Conatel? me parece una locura!

    También hago comentarios en http://miniblog.sacoleiro.org

    ResponderEliminar